Daños por la pandemia y políticas educativas | Blog | Hero Startup
Docente Digital

Daños por la pandemia y políticas educativas

Escrito por: Mentor Hero Startup
  • 21 de Julio de 2020
  • 3 min de lectura
  • 311 vistas

  1. Afrontar la crisis para reducir la pérdida de aprendizaje mientras las escuelas están cerradas,

  2. Gestionar la continuidad del aprendizaje para promover su recuperación a medida que las escuelas vuelven a abrir de forma segura.

  3. Utilizar la crisis como una oportunidad para mejorar y acelerar, haciendo que los sistemas educativos sean más fuertes y equitativos que antes.

Los países tienen ahora la oportunidad de reconstruirse mejor y deben considerar la manera más conveniente de ayudar a los maestros, no sólo a hacer frente a la crisis, sino también a estar mejor equipados con las competencias necesarias para tener éxito tras la reapertura.

Fase 1: Enfrenta la pandemia

En medio de un cierre de escuelas sin precedentes, los sistemas educativos han respondido elaborando planes de aprendizaje remoto, que se basan en estrategias que combinan diferentes tecnologías (material impreso, radio, televisión, Internet y/o móvil) incorporando aprendizaje sincrónico y asincrónico. Dadas estas nuevas modalidades de enseñanza, no es de extrañar que a muchos profesores les resulte difícil navegar por esta nueva realidad. A menudo se ven obligados a adaptar rápidamente el contenido de las lecciones que han diseñado para impartir en un entorno físico a un formato en línea o remoto.

La capacidad de enseñar eficazmente depende de factores, como tener las aptitudes y las capacidades para interactuar y colaborar eficazmente con alumnos y tutores. Para apoyar el proceso remoto de enseñar, se debe reconocer las limitaciones del aprendizaje en el hogar.

  • Cómo ayudar a los profesores a salir adelante desde la distancia: Proporcionar una orientación práctica a los profesores. Esto debería señalar las formas en que los profesores pueden convertirse en curadores de contenidos y proporcionar recomendaciones para que no abrumen a los alumnos con un exceso de clases, guías de estudio y tareas.

Fase 2: Gestión de la continuidad

Esta crisis ha demostrado que se requiere una dedicación significativa de los maestros, de quienes se espera que mantengan buenas relaciones con sus estudiantes y que impartan el contenido de las lecciones remotas, al mismo tiempo que gestionen el aprendizaje de los niños y hagan frente al estrés relacionado con la pandemia…

Las habilidades tecnológicas no son suficientes; replicar simplemente una lección diseñada para una clase presencial es ineficaz para una audiencia remota. Para enseñar a distancia se requiere combinar habilidades tecnológicas y pedagógicas. Las habilidades tecnológicas se relacionan con la capacidad de enseñar eficazmente utilizando las TICs. Los maestros deben aprender a combinar múltiples modalidades de enseñanza (es decir, en línea, off line y mixta) para facilitar un aprendizaje eficaz.

Es fundamental desarrollar las habilidades pedagógicas digitales de los docentes. Estas son las habilidades necesarias para evaluar críticamente y decidir cuándo y cómo incorporar herramientas digitales, y definir de manera realista su impacto para apoyar o mejorar el aprendizaje. Ahora esto es más crucial que nunca, ya que los maestros que no pueden usar la tecnología de manera efectiva podrían ser reemplazados (o desplazados) en el futuro por aquellos que sí pueden.

Fase 3: Mejorar y acelerar

Para que los maestros aprovechen las herramientas de aprendizaje remoto, se necesita mucha más preparación, materiales y reflexión de lo que los sistemas educativos pueden desarrollar en unos pocos días o semanas.

A medida que los sistemas educativos salgan de esta crisis… será fundamental reconocer la relevancia de desarrollar tanto habilidades tecnológicas como pedagógicas digitales para un sector más amplio de maestros.

  • Cómo ayudar a los profesores a acelerar y mejorar a distancia: Proporcionar a los profesores un entrenamiento virtual. Para que el entrenamiento virtual funcione de manera efectiva, los instructores deben recibir orientación (e idealmente preparación) sobre cómo proporcionar retroalimentación a distancia.

  • Para complementar el apoyo que reciben de los instructores, los maestros deberán contar con vídeos educativos. Por ejemplo, en Camboya e India, los maestros rurales reciben lecciones a través de vídeo que ejemplifican la enseñanza. Estos materiales ofrecen contenidos culturalmente adecuados, emplean pedagogía centrada en el estudiante.

  • Facilitar capacitaciones a distancia que refuerzan lo que los maestros aprendieron en capacitaciones presenciales anteriores.

La pandemia de COVID-19 es también una oportunidad para compartir lecciones a nivel mundial. Los países han respondido de manera innovadora, ya sea movilizando recursos digitales existentes o desarrollando esos recursos desde cero
Esta lectura es un resumen del blog del banco mundial : Link

avatar

17 de Septiembre de 2021